martes, 27 de abril de 2010

Haizea,el sueño prohibido



Buscábamos perdernos,alejarnos de todo y de todos.Llevábamos escaso equipaje,pero toneladas de deseo y cariño.Sonrientes íbamos en el coche por aquella remota carretera de los picos de Europa.Al fin un fin de semana para nosotros, ella para mi y yo para ella.
Haizea era una chica tremendamente sensual,capaz de sacar de mi cabeza un mar de sugerencias.Cariñosa y dulcemente tierna.Llegamos a la casita que habíamos alquilado para pasar el fin de semana.Nos instalamos sin prisa,teníamos tiempo por delante para dejar de sufrir la tortura que era mantener nuestras bocas separadas.Cenamos ligeramente,y de la mano nos fuimos a la sala.
Una botella de vino suave,dos copas y sentados en el suelo encima de un montón de cojines,nos pusimos a hablar delante de la chimenea.Hablabamos sabiendo que nuestros ojos brillaban al mirarnos.Poco a poco nos fuimos recostando el uno sobre el otro.Sentía la piel de su brazo rozarse con el mio y aquello era suficiente para algo se moviese en mi estomago.
Bajamos el tono de la conversacion.Nuestros labios estaban a pocos centímetros,no dejábamos de mirarnos.Nos callamos.Los segundos pasaban despacio,la chispa a punto de saltar.Nos besamos timidamente,nuestros ojos se cerraron.El tacto de sus labios hizo que mis sentidos se rindieran a ella.Los besos y las miradas crecieron en intensidad.Se sentó contra mi,apoyando su espalda contra mi pecho,yo le abrazada cariñosamente.Le retire el cabello y comencé a besarle la nuca,levante sus brazos acariciándolos y le quite la camiseta.Mi pecho ardía al sentir la piel de su espalda,acaricie sus hombros,y las yemas de mis dedos pasaban por sus pechos y fugazmente rozaba su sexo.Mi boca recorría su cuello.
Me aparte y la tumbe en el suelo,ya no había ropa,solo nuestra piel a la luz del fuego.Apoye mis manos y rodillas en el suelo y me puse encima de ella sin tocarla.Nos mirábamos a los ojos,su mirada me hablaba.Le bese en la frente,en la sien,en las mejillas,en la boca,en la barbilla.Agarre sus manos y puse sus brazos en cruz,acariciaba sus muñecas y la parte interior de sus brazos,baje mi pecho hasta rozarlo con el suyo.Cogí una copa y llene su ombligo de vino,bebí de el hasta la ultima gota.Gotitas de vino salpicaron sus pechos y su vientre,con lentitud las fui bebiendo una a una.Doble sus piernas,y derrame desde su rodilla un pequeño hilo de vino en dirección a su sexo,que mis labios seguían su recorrido por sus muslos.Mi boca comenzo a recorrer todo su cuerpo,desde la frente hasta la punta de sus pies.Bebía de sus pechos,mis manos tocaban como plumas su cintura hasta la axila,mientras poco a poco iba absorbiendo con mi boca toda su piel,bajaba desde el cuello hasta su vientre,lamia alrededor de su ombligo,pasaba de una ingle a otra,mis labios se deslizaban por dentro de sus muslos,ella se agitaba cada vez mas.Doble sus rodillas y por dentro de sus piernas mi boca llego a su sexo,con las manos muy despacio abri sus labios,mi lengua buscaba algo allí,lo encontró y suavemente lo rozaba,ella comenzo a jadear,su humedad me volvía loco.Le di la vuelta y le puse boca abajo,acaricie su espalda,metí mis dedos en su cabello,mordisquee y bese sus nalgas por todas partes,masajee todo su cuerpo por detrás,pasaba mis manos por sus muslos hasta llegar a su sexo.Se giro se puso debajo,nos miramos ansiosos el uno del otro.Agarre su barbilla y le bese comiendo sus labios y su lengua.Levantaba mi cadera y rozaba mi sexo con el suyo,ella me rodeaba con las piernas y me apretaba.
-Te necesito dentro,muy dentro-me dijo.
Sentí toda su calidez interior,aquello ardía.Sin movernos,nos miramos,suspirabamos ante cualquier pequeño movimiento,disfrutabamos del momento.Poco a poco nuestras caderas empezaron a agitarse,ella pedía mas y aceleraba el ritmo,mi sexo se deslizaba dentro de ella.Yo empujaba fuerte agarrando sus nalgas.Ella se levanto y se sentó a horcajadas encima de mi.Me deslize entre sus piernas y mi boca bebía de su húmedo sexo,ella sentada movía sus caderas y apretaba mi cabeza para que no parase de lamer.Se fue hacia atrás,disfrutaba frotando su sexo contra mi pecho,sentía su calor y su humedad por mi torso.Buscaba algo,y volví a entrar dentro de ella.Me levante y la abracé con fuerza,nos movíamos,nos agitábamos cada vez mas violentamente,hasta que al fin,algo estalla en nuestro interior,nos apretamos con todas nuestras fuerzas.
Pasada la tensión,todavía con la respiracion entrecortada,nos miramos,nos besamos suavemente,nos abrazamos.Permanecimos abrazados mucho tiempo,sin mover un músculo.El fuego de la chimenea era ya tenue,desnudos y de la mano,como habíamos llegado,nos fuimos a la cama.Piel a piel,nos dormimos.
Todavía siento el sabor de sus labios y su aliento.Todavía siento su piel pegada a la mía.Todavía siento su mirada clavada en mis ojos.Todavía sueño con ella.Ha sido un sueño.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Los labios de Maria

Image and video hosting by TinyPic



Me toco llevarla en mi coche, la excursion a un camping en Francia que habiamos organizado entre varios amigos prometia ser divertida.Maria era la chica que menos conocia del grupo,le gustaba que le llamasen por un nombre que nunca comprendi su significado,para mi era Maria.Era una chica aparentemente un poco timida pero muy agradable y sonriente,hablaba muy suavemente mientras yo conducia, su falta de descaro le hacia misteriosa.Morena y delgada,ojos negros contundentes y unos grandes y perfectos labios que me hacian preguntarme una y otra vez que sentiria al besarlos.
Por fin llegamos al camping,por el camino decidimos compartir bungalow en vez de montar incomodas tiendas.Pasamos el dia con el resto de amigos,paseamos en bicicleta,comimos,visitamos el pueblo vecino,cenamos,todo ello intentandonos separar lo menos posible.Despues de la cena y charlar un rato con el resto, decidimos dar un paseo alrededor del camping,la noche era agradable para ello.Hablabamos de todo mientras caminabamos pausadamente.Tras salir de un aromatico pinar llegamos un enorme campo de golf que acababa en la playa,su perfecto cesped era una autentica alfombra hacia el mar.Nos detuvimos y nos tumbamos enmedio sorprendidos de la perfeccion de la hierba.
Nos callamos mientras observabamos el cielo abierto sobre nosotros,luego giramos nuestras cabezas y nos miramos en silencio,poco a poco nos fuimos acercando, al ver sus labios a tan solo unos centimetros senti la necesidad de su roce con los mios.Nos besamos suavemente y sus labios comenzaron a abrirse. La pasion comenzo a mandar en nuestras cabezas,no habia vuelta atras, nuestros alientos calentaban nuestros cuellos con leves besos mientras se perdia la razon.Mis manos buscaban piel debajo de su ropa mientras mordia sus labios, ardiamos en deseo de sentirnos piel a piel sobre aquella hierba,se quito la camiseta y el sujetador,dejando al aire unos pechos perfectos esperando unas caricias.Vino a por mi ropa,y agilmente me desnudo.Nos apretabamos uno contra el otro alli desnudos, el calor de sus labios bajaba por mi barbilla hasta el pecho,me sentia vivo y encendido.Le quite los pantalones y las bragas.Y comence a acariciar despacio su suave piel recorriendo todos los rincones con mis manos,sus pechos,su vientre,sus piernas..lentamente roce su sexo con la yema de mis dedos, ella cerro los ojos y se recosto en la hierba mientras yo seguia acariandole entre sus piernas.Despacio fui lamiendo por sus pechos hasta su ombligo y baje hasta los labios de su sexo encontrando su humedad,sentia la dulce fragancia de su sexo excitado,mi boca mordisqueaba y succionaba entre sus labios sintiendo la humeda calidez,ella se agitaba mientras mi lengua cosquilleaba en lo mas recondito de su sexo.Me puse encima de ella,mi sexo acudia a la llamada del suyo, estaba humedo y resbaladizo, nos abrazabamos,nos mordiamos,le sacudia fuertemente agarrandole de sus nalgas.Notaba las palpitaciones de su sexo mientras seguiamos agitandonos,durante unos segundos dejo de gemir,contuvo la respiracion un momento y suspiro,apreto su sexo contra el mio como acabando de relamer el placer que aun quedaba mientras yo explotaba en su interior.Nos tumbamos con la piel erizada a cielo abierto sobre la hierba.
De vuelta al bungalow Maria propuso que una ducha caliente no nos vendria mal,como me iba a negar si esos labios me lo proponian.

domingo, 4 de octubre de 2009

Dulces gotas




Llevabamos ya algo mas de un año viviendo juntos,el era tipico chico simpatico y con una eterna sonrisa que siempre se agradece al llegar a casa.Yo me sentia afortunada de tenerle a mi lado, con el la cosas funcionaban,no habia estridencias.
Cenamos y se fue a dar una ducha mientras yo hablaba con mi hermana por telefono.Cuando colgue ya estaba en el sofa viendo una pelicula,yo me cogi un libro y me sente entre sus piernas apoyando mi espalda en su pecho,notaba su agradable olor a gel de ducha.Me hablaba de irnos a pasar algun fin de semana fuera pero yo estaba enfrascada en la lectura y le respondia de vez en cuando.
Llevaba un rato callado cuando me levanto el pelo y comenzo a besarme en la nuca,yo intentaba seguir leyendo pero aquello comenzaba a ser bastante mas agradable que leer.Cerre el libro y apague la lampara de lectura que teniamos al lado.El seguia besando en la nuca y los lados de el cuello,me subio los brazos hacia arriba y rapidamente de un tiron me quito el camison.Me acariciaba muy suavemente con las yemas de los dedos,bajando de el cuello a los pechos como si unos hilos me rozasen, yo echaba la cabeza hacia atras y la apoyaba en su hombro mientras suspiraba con aquellas caricias que me ponian el vello de punta.
Sus manos ya bajaban suavemente hasta la goma de mis bragas, yo queria mas e intentaba bajarme hacia abajo para que tocasen mi sexo,pero el lo esquivaba y sus manos continuaban por el interior de los muslos.
-Ven-me dijo.
Me llevo a la habitacion,me quito las bragas y me tumbo encima de la cama, extendio mis brazos y separo mis piernas.Cuando me dijo que iba a vendar los ojos sonrei pensando que algun juego se le habria ocurrido.
Desaparecio un momento y alli estaba yo,con los ojos vendados,completamente desnuda y abierta encima de la cama.Empece a sentir unas gotas frias en los brazos,luego en el pecho,las piernas... en mi sexo fueron algo mas que gotas lo que habia.Me puso su dedo en los labios y entonces note un intenso sabor a chocolate.Me habia llenado el cuerpo con gotitas de chocolate y por supuesto no iba a dejar ninguna.Empezo por las de las muñecas,siguiendo suavemente por el brazo hasta la parte interior del codo,mi cuerpo cosquilleaba de los pies a la cabeza mientras suspiraba y me retorcia.Su boca llego despacio a mis pechos y bajo suavemente por mis costillas,su boca caliente hacia un contraste con el frescor de las gotitas de chocolate que hacia aquello mas intenso.Gota a gota su boca fue bajando por mi vientre,se me ponian las piernas en tension,mi sexo impaciente esperaba ser aliviado por la pasion que me provocaba, lo volvio a esquivar y bajo por las piernas.Me devoraba poco a poco.Subio a la parte baja del vientre y de ahi a las ingles, las gotas se habian acabado y yo estaba desatada, sus manos abrieron los labios de mi sexo y note el calor de sus boca, gemia mientras mi cuerpo palpitaba.Me agitaba violentamente y se puso encima de mi, sentirle en mi interior hizo que le apretara con las pienas y los brazos fuertemente contra mi.El se movia acompasadamente sin parar hasta que cai en unas pequeñas convulsiones que acompañaron mi orgasmo,el se derramo en mi y descansamos abrazados en silencio.
Pasaron unos minutos y le dije.
-¿Tienes sueño?-.
-No,¿por que?-.
-¿Entonces igual te apetece un helado de chocolate?-.le dije sonriendo mientras me levantaba camino de la nevera.

Amaia,humedad relativa.



Aquella mujer era diferente, la miraba a ella y el resto me resultaban invisibles.No tenia una belleza usual, algo me llevaba hacia ella sin poder siquiera mirar atras.Para la mayoria seria una chica comun,pero para mi su atractivo me tenia cegado.
Una chica separada y con una niña,ella decia que nadie daria un duro por ella.Me veia como su primer amigo en su nueva vida.Pasabamos mucho tiempo juntos y ya ninguno de los dos podiamos disimular que nos sentiamos atraidos y deseados uno por el otro.Todo lo referente al otro nos excitaba.
Las 2 de la madrugada y estabamos en el bar aquel esperando que el resto de amigos se retirase a sus casas y por fin quedarnos a solas.El timido beso que nos habiamos dado el dia anterior nos habia sabido a poco y solo hacia incrementar el deseo.Me la cruzo en la cola del servicio,miramos hacia los lados para asegurarnos que nadie nos veia y sin decir palabra nos besamos violentamente.Nos separamos y cada uno siguio su camino.
Las 2:45 y alli seguiamos todos,cruzabamos miradas y de vez en cuando nos agarrabamos disimuladamente como si bromeasemos,su olor cercano y que nuestros cuerpos se rozasen solo excitaban mas nuestros sentidos.Decidimos buscar una excusa y nos fuimos de alli.Salimos sonrientes de aquel bar y en cuanto doblamos la esquina de la calle nos besamos lascivamente en medio de la calle,nos era imposible separarnos y alli seguimos mordiendonos los labios ajenos al mundo.Llegamos al coche y al sentirnos un poco mas escondidos los besos en la boca empezaron a bajar por el cuello,estabamos desbordados y las respiraciones se hacian cada vez mas sonoras.Aparco en la parcela de garaje y nada mas apagar el motor volvieron los labios a encendernos y las manos empezaron a buscar el cuerpo del otro por debajo de la ropa.Explorabamos la piel del otro con las manos hasta el ultimo rincon,se imponia la humedad y la ropa empezo a desaparacer.Acariciaba suavemente su intimidad mientras ella respiraba entrecortadamente.Reclinamos el asiento y se sento encima de mi mientras frotaba su sexo con el mio,percibia una intensa humedad que me hacia arder y senti su interior mientras gemia y se movia ritmicamente.Llevo las piernas hacia delante donde yo estaba tumbado,le agarre con fuerza de los muslos y sus movimientos encima de mi se hicieron mas rapidos y bruscos,los gemidos pasaron a timidos gritos,practimente nuestros cuerpos resbalaban y senti como de repente en su algo calido y extremadamente humedo en su sexo.Algun espasmo y despues se tumbo encima de mi en completo relax.
-Perdon,solo me ocurre a veces.
Eyaculacion femenina,siempre habia pensado que era un mito, lo que me faltaba para que aquella mujer me acabase de convencer de que era especial.Se encendieron las luces del garaje,entraba un coche y nos agachamos para no ser vistos.Nos mediovestimos y nos fuimos al ascensor para subir a casa.Mientras el ascensor subia sonreiamos y al verla asi desaliñada y medio desnuda me volvio a excitar,me acerque a rodearla por la cintura con mis brazos,los pase por dentro de su blusa y le acariciaba la espalda,ella se apreto contra mi y baje las manos por sus nalgas trayendola hacia mi, me quito la camiseta y me mordia el cuello y los hombros, yo lleve una mano de sus nalgas a su sexo,abrio sus piernas y volvi a acariciarlo.El ascensor se detuvo y salimos de el recomponiendonos la ropa.Entramos en casa,nos desnudamos rapidamente y nos tiramos a la cama,las sabanas frescas en nuestras piel nos daban un agradable contraste a nuestros cuerpos calientes.La noche paso y a la mañana al despertarme y ver su pelo rubio sobre su espalda desnuda me hizo sentirme tranquilo,ella se giro,sonrio y se agarro a mi.Nos tapamos y volvimos a dormir.